Lanzamiento del diccionario colaborativo: Minga de Pensamiento Polifónico

 

Desde la Red de Diálogo de Saberes, Memorias y Territorios, un enfoque comunicativo para el buen vivir, celebramos con gran alegría la realización del Diccionario colaborativo: Minga de Pensamiento Polifónico en comunicación, territorio y buenos vivires. Este diccionario que ahora tienen en sus manos surge como resultado de los espacios de diálogos de saberes que se realizaron entre las organizaciones Ciudad Comuna, Probivir, Atabanza, Proterra, Tierra Libre y Red de Acción Frente al Extractivismo1, que con una inmensa generosidad se comprome- tieron con el desarrollo de las actividades realizadas en el marco de la investigación Comunicación y bien vivir en el territorio: hacia la construcción de la soberanía del territorio y la preservación de las memorias locales.

Esta investigación es desarrollada por la Universidad de Medellín, Universidad Autónoma Latinoamericana y Universidad de Antioquia y ha contado con gran disposición de las organizaciones mencionadas, para encontrarnos en contexto virtuales y asumir desde allí un trabajo de campo con metodologías participativas. Esto, dado que el contexto de Covid-19 obligó a reajustar las estrategias metodológicas para no suspender el trabajo de campo, logrando virtualizar los procesos de encuentro y diálogo de saberes entre el equipo de investigación y las organizaciones que se vincularon a la experiencia investigativa.

La agenda de trabajo tuvo como eje, encuentros virtuales orientados por conversaciones, discusiones, intercambios de experiencias y metodologías desde la adopción de la metáfora de la Minga de Pensamiento. Se trata de una metáfora y también, de una interesante estrategia de encuentro en escenario virtual que tuvo como principio fundamental la conversación abier- ta y horizontal, pues cada persona y colectividad participante aportaba sus saberes a la minga; también consultaba y recogía de forma participativa en cada colectivo, las reflexiones, aprendizajes y propuestas que llegaban a cada encuentro dispuesto en el formato de mingas virtuales de pensamiento.

Las mingas virtuales de pensamiento operan como un espacio de apertura y reconocimiento de los relatos de los colectivos, donde es posible recuperar sentidos, reflexiones y lecturas críticas que las organizaciones han construido en sus trayectorias sociales en relación a los conceptos de desarrollo, comunicación, buenos vivires y territorio. Las mingas virtuales permitieron reconocer desde el diálogo de saberes las metodologías a través de las cuáles las organizaciones han construido el sentido de estas nociones y aportaron a la construcción de lazos de unidad, confianza, reciprocidad y solidaridad entre las organizaciones y el equipo de investigación que esperamos permitan en el corto y largo plazo potenciar articulaciones para el desarrollo de procesos pedagógicos, de intercambio de experiencias, y de construcción de agendas de acción colectiva en campos como la paz territorial, las memorias territoriales, la comunicación comunitaria y para el cambio social, la comunicación para el bien vivir, desde el reconocimiento y adopción de principios de vida que nos propone el bien vivir como cosmovisión que nos invita a construir nuevas categorías y prácticas de relacionamiento con la tierra, con los seres vivos, con el lenguaje, con la comunicación.

Este diccionario colaborativo existe ahora como un primer desarrollo inmaterial, resultado de ricas reflexiones que se gestaron en las mingas virtuales de pensamiento. El sentido del diccionario se funda en un diálogo polifónico, narrativo, diverso, en el que las organizaciones sociales, el equipo de investigadoras e investigadores comparten sus conviccione por el enfoque del diálogo de saberes, aportan recogiendo trayectorias, experiencias sociales y experiencias académicas para la construcción de diversos sentidos de los conceptos: Buenos vivires, Territorios, Comunicación y Diálogo de Saberes.

Los ejes temáticos permiten recogen los múltiples sentidos (sociales, organizativos y académicos), que están agrupados en las siguientes rutas conceptuales:

Sobre los buenos vivires: en este eje reflexivo se agruparon las nociones, experiencias, reivindicaciones, sentidos y visiones que organizaciones sociales, investigadoras e investigadores hemos construido desde nuestros campos de acción, acercándonos a diversas comprensiones y maneras de conceptualizar las relaciones de armonía con la vida, la tierra y la comunicación.

Visiones sobre territorio: este eje reflexivo agrupa las expresiones y acciones reivindicativas de los colectivos participantes de la investigación en clave de territorio; nos permite reconocer diversos procesos, experiencias y acciones de movilización en pro de la vida y la dignidad de los territorios, y nos invita a reconocer las ricas connotaciones, configuraciones, resignificaciones sobre la noción de territorios que están presentes en los procesos de las organizaciones sociales y en experiencias de investigación académica que se han centrado en profundizar la reflexión sobre territorios.

Visiones sobre comunicación: en este eje reflexivo confluyen visiones y reflexiones de la comunicación desde el ámbito académico y visiones sobre comunicación que son el legado de las experiencias de comunicación popular, comunicación comunitaria y comunicación para el cambio social que por mucho tiempo han promovido los colectivos participantes de la investigación en contextos sociales y territoriales muy diversos. En este eje se recogen también algunas reflexiones sobre el enfoque de diálogo de saberes en comunicación y la comunicación para el buen vivir, como perspectivas de la comunicación que asumimos como centrales en el desarrollo de la investigación.

Diálogo de saberes y coproducción de conocimiento: este eje reflexivo recoge un conjunto de prácticas, experiencias y reflexiones que nos invitan a ser más conscientes sobre la importancia de reconocer el amplio repertorio de enfoques metodológicos, principios pedagógicos, recursos y metodologías que desde diversos ámbitos nos invitan a reconocer el valor del diálogo de saberes y a construir escenarios que hagan posible la construcción de saberes desde la horizontalidad. Los textos de este eje revitalizan la reflexión sobre las perspectivas de la investigación acción, el enfoque del diálogo de saberes, los pluralismos epistemológicos y la desmercantilización del conocimiento, desde las perspectivas que aportan los procesos comunitarios y las investigadoras e investigadores desde la academia.

Desde la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Medellín, el Centro de Estudios con Poblaciones, Movilizaciones y Territorios de la Universi- dad Autónoma Latinoamericana y el Departamento de Trabajo Social de la Universidad de Antioquia, en nombre del equipo de Investigadoras e Investi- gadores que acompañamos este alegre, retador, revitalizador y esperanzador proceso de investigación, queremos agradecer a todas y cada una de las or- ganizaciones que hicieron posible el desarrollo de la minga de pensamiento. Por ello, que sean sus voces las que expresen el sentido y el valor social que tendrá en el futuro el Diccionario colaborativo:

Para la Asociación Probivir, el ejercicio de Diccionario colaborativo ha sido como alistar las semillas para la siembra; pues las semillas saben lo que son y al mismo tiempo son diversidad. Se confirma entonces que al poner nuestro pensamiento y acción en palabras y dialogando con otras organizaciones nos ha fortalecido mutuamente. Las semillas caminan libremente y contienen todo el potencial para germinar, de la misma forma este diccionario lo hacemos con la esperanza de nuevas cosechas de pensamiento y acción en otros territorios.

El presente ejercicio es para Tierra libre una posibilidad de diálogo abierto, de intercambio de sentires y pensamientos, de reafirmar prácticas y de avivar lenguajes propios. Es la posibilidad de darle sentido a nuestros principios como organización, y de poner en disposición saberes metodológicos, que son apuesta de transformación de nuestros lenguajes y resignificación de la palabra vivida. Es el encuentro y la red de tejidos y procesos comunes con objetivos múltiples, que desde la colectivización de los saberes, alientan el compromiso con la vida y la resistencia ante la injusticia.

Es primordial que hagamos consciencia de nuestra cotidianidad, que sepamos quienes somos, qué hacemos, porqué lo hacemos y sobre todo qué soñamos; por esa razón, el lenguaje y las palabras, se convierten en ese canal primario para generar esos universos. En este caso, las palabras configuran (con simbo- lismos y metáforas) el punto de partida para que el universo que Atabanza teje día tras día, se adentre (de manera sutil pero potente) en lo profundo de las personas que habitan ese universo que tejemos. Compartimos a todas y todos ustedes, estas palabras, que encierran en su simplicidad, toda nuestra utopía, para que ellas se conviertan también en punto de partida de otros universos.

Desde Proterra entendemos la importancia de crear escenarios de diálogo que fomenten la juntanza, cooperación y la fuerza colectiva que permitan territorios sostenibles e incluyentes; así describimos el proceso de la creación de este Diccionario Colaborativo, una experiencia que cruzó diversas realida- des, sentires, pensares, saberes, aprendizajes y desaprendizajes. Este trabajo extraordinario permitió la visualización de nuestras experiencias y renovados aportes, que muchas veces quedan en el olvido. Sentimos que, durante esta creación, se alzaron voces de quienes muchas veces no son escuchados, se fortalecieron apuestas innovadoras alrededor de reflexiones que profundizamos como organizaciones, y que decidimos construir y reconstruir desde el senti-pensar individual y colectivo, para llegar a la vivencia de la palabra y a la reflexión sentida de los conceptos.

Este diccionario es para Ciudad Comuna, una continuación de los encuentros realizados, de la palabra compartida, del sentipensar colectivo, de las luchas y deseos de una pequeña parte de este gran mundo de acciones y juntanzas comunitarias. Es una forma de reconocernos, pues usar nuestras propias palabras, construir nuestros conceptos, nombrarnos, definirnos sin limitarnos -con la posibilidad de cambiar constantemente, de retroalimentarnos con la experiencia y el saber de otros y otras-, es ser conscientes del poder del pensamiento, el sentir y el accionar en comunidad. En este diccionario se recoge parte de nuestras gramáticas y etimologías, del qué somos a partir del cómo nos pronunciamos y nos significamos día a día.

En la Red de Acción Frente al Extractivismo valoramos las palabras, que en sí mismas son realidades que defienden la vida. De cómo nombramos nues- tras luchas y caminos, depende gran parte de lo que conseguimos. Pensarnos estas palabras y sintetizar en ellas nuestro sentipensar, es esencial para nues- tro caminar, para entender quienes hemos sido, lo logrado y lo que hemos hecho en juntanza, con nosotras y la gente de los territorios donde hemos estado. Es así, como este diccionario se convierte en un “mapa de ruta”, al que volveremos la mirada para recargarnos de estas definiciones llenas de vitalidad y memoria y que esperamos le sirvan a muchos otras personas y procesos y tal vez, sea el comienzo de un diálogo y de una acción conjunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *